Reiki

¿Qué es el Reiki?

Reiki es la energía armónica y equilibradora del Universo, la cual al fluir a través de las manos del iniciado provoca cambios profundos en los planos físico, mental, emocional y energético de aquel que la recibe. Es luego de ser iniciado, por un Maestro en este sistema, que la persona se convierte en un canal de esta fuerza transformadora que todo lo puede y a lo cual nada se resiste. Una vez que tus manos han despertado a esta energía es que puedes transmitir la fuerza del Reiki, ya sea a ti mismo, a otras personas, a plantas, animales, al agua, la comida, etc., es decir, a todas las formas de vida sin distinción de ningún tipo.

El significado de la palabra Reiki es "Energía del Universo" o "Energía Universal", nombre que El señor Mikao Usui le dio a esta forma de transmisión de energía sanadora. Esta Fuerza recibe muchos nombres, sin embargo, los nombres no pueden abarcar del todo a esa Maravillosa Energía creadora y transformadora, que para nosotros es conocida como Reiki.

El maestro Usui, de origen japonés, luego de muchos años de búsqueda y preparación logra conectarse a la Gran Fuerza del Universo. Que él luego fue transmitiendo a sus discípulos, en la medida que los iniciaba en este Arte. Es así como se forma esta cadena de enseñanza, que continúa hasta nuestros días, en que sólo el Maestro puede, de forma directa y presencial iniciar al discípulo.

Nuestra Enseñanza

Este sistema de Reiki está dividido en tres niveles o grados.

En el primer grado, la persona, luego de ser iniciada, queda habilitada a transmitir esta energía a través de las manos a un máximo de 15 cms. de distancia, estando en contacto directo con la persona que la recibe. Es necesario aclarar, que el pilar fundamental de la enseñanza del Reiki es la correcta Iniciación, que solo puede ser dada por un Maestro en este Arte.

El segundo grado, le va a permitir al practicante de Reiki canalizar esta energía sin límite de distancia ni tiempo, multiplicando su nivel de irradiación, provocando transformaciones más profundas e intensas, además de una gran cantidad de otras prácticas reservadas para los que estén en este nivel.

El tercer grado, la Maestría en Reiki, capacita al Maestro a iniciar a sus alumnos en cualquiera de los tres grados o niveles que este sistema tiene.

El compromiso de vida con el Reiki, que el Maestro debe tener, es profundo e inalterable como las aguas del mar.

Lo que se espera de un verdadero Maestro es la conexión consciente con la Energía que está transmitiendo y enseñando, pudiendo así convertirse en uno con la Fuerza del Reiki.